Slider

Restaurantes

GASTRO ESCAPADAS

GASTRO NOTICIAS

FACEBOOK

El nuevo vermut blanco de Bodegas Lustau

Bodegas Lustau  presentó la pasada semana en Madrid su nuevo Vermut Blanco en un evento celebrado en la planta 30 del Eurostars Madrid Tower. El Vermut Blanco Lustau sorprende por sus matices y personalidad, en la que los vinos de Lustau son los auténticos protagonistas. En su creación han trabajado, mano a mano, los dos máximos responsables de Bodegas Lustau: Sergio Martínez, enólogo; y Fernando Pérez, maestro destilador. Ellos han sido los encargados de seleccionar minuciosamente los vinos y los botánicos que componen la receta secreta de este vermut.


Este nuevo Vermut Blanco de Bodegas Lustau se elabora a partir del ensamblaje de dos vinos: un fino, seco, mineral y almendrado; y un moscatel, dulce, floral y cítrico. El resultado es un vermut ligero y refrescante, de brillante color amarillo dorado, con un final marcadamente amargo en el que las notas de Fino se imponen.


El ajenjo, la genciana y la camomila destacan entre los 9 botánicos y plantas aromáticas seleccionados para su elaboración. Además, para conseguir la mejor extracción de sabores y aromas de los botánicos, cada uno de ellos macera por separado.


Tras los buenos resultados obtenidos con su Vermut Rojo, Lustau ofrece una nueva y atractiva propuesta para el momento del aperitivo, una tradición en pleno auge entre los consumidores que sirve para acercarles al mundo de Jerez de una forma más desenfadada.


Vermut Blanco Lustau ya está disponible a través de sus distribuidores tradicionales. A lo largo de las próximas semanas, Lustau presentará su nuevo Vermut Blanco en Barcelona y Bilbao.


CUQUIPLACE KILLED THE MICHELIN STAR


Los que peinamos canas (sí, joder, cada día tengo más blanco el pelo) recordamos seguro una canción en la que, quienes manejamos desde siempre un inglés macarrónico, únicamente nos quedábamos con un “aua aua” (a caballo entre la voz de unos marcianos y la tonalidad de unos castrati) y un estribillo que decía que el vídeo había matado a la estrella de la radio.
Han pasado alrededor de treinta años de aquello y la radio permanece. El vídeo…ay, el vídeo, ¿qué les voy a contar?


Esto no quiere ser no más que una canción (P. Milanés)

Permítanme en este sábado de cuasiverano una reflexión gastronómica. Cada vez los restaurantes son más monos (y muchas veces menos restaurantes). Si no fuera por las cocinas (vistas ahora casi todas) y por las barras, una semana antes de su apertura resultaría imposible saber si eso va ser una tienda de ropa, una peluquería, una floristería o un restaurante. ¿Hacia dónde vamos? ¿Está matando el cuquiplace (chulo el palabro ¿eh?) a la alta gastronomía?

Shut up, it´s influencers time ¡!

Reconozco que la primera vez que escuché el vocablo influencers me vino inmediatamente a la cabeza el término gripe (otra vez mi inglés macarrónico traicionándome). El tiempo me ha demostrado que no iba yo tan equivocado y que el fenómeno se ha convertido en un verdadero virus "de los 40 en cama". Son tiempos en los que si no hay un influencer sosteniendo un proyecto, el proyecto directamente no existe. Que sí, que en esto también se nos está yendo la olla, pero vale, les acepto influencer como animal de compañía.

Seguro que hay sol mañana (Annie)

Pero para la esperanza siempre hay tiempo y sí, la esencia sigue permaneciendo. Aún queda quién disfruta con sentarse en Viridiana y flipar con las creaciones de Abraham “por orden de desaparición”, quien se apasiona con Alabaster, con A´Barra, con Coque, quién llora el cierre del Borbollón porque nunca volverá a tomar aquella tortilla , quien se entristece por el cierre de Alma (aunque su chef, Gon Hierro acabo de incorporarse al proyecto Los 4 Elementos y su toque en Aire y Fuego va a ser motivos de grandes alegrías) y quien no puede controlar las lágrimas de emoción cuando visita Cebo y comprueba lo que Aurelio Morales es capaz de hacer. Queda -en resumen- mucho donde ir y comer bien. Sí, son malos tiempos para la lírica, pero existe lírica bajo el asfalto de mediocridad y postureo; solo hay que saberla ver.

Yo también sé jugarme la boca  (J.Sabina)


En fin, reflexiones sin mucho sentido para la mañana de un sábado. Me hubiera gustado ser más irónico e ingenioso (si hay otra vida, me pediré ser María Segade). Entre tanto no se rompan mucho la cabeza y disfruten; del postureo, de la buena cocina, de la mediocre si ésta es la que les gusta, de la vida, porque siempre queda menos tiempo del que nos pensamos. Yo les confieso, pienso dedicarme a eso, a vivir y a disfrutar. Ni gastrónomo, ni influencer, ni cronista. En el fondo para lo que estudié es para ser el último romántico. Feliz sábado.

El arte urbano llega a la gastronomía

¡Adiós al aburrimiento! Cuando cientos de restaurantes invierten miles (y millones de euros) en su decoración, espacios confortables y acogedores como Bistronómika (C/ Santa María, 39, Madrid) y Candeli (C/ Ponzano, 47, Madrid) se han decantado por el ingenio de dos artistas gráficos, Felipe P. Velarde y Javier Borrón, que en ambos casos han engalanado las fachadas de los restaurantes. Los dos jóvenes firman sus graffiti bajo el pseudónimo de Laberinto, y tras haberse licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, comparten taller en el madrileño barrio de Conde Duque. Su página web, a punto de salir, es www.laberintoartistas.com, aunque mientras tanto puede consultarse su blog laberintoartistas.blogspot.com


Según Felipe Velarde, ambos negocios contactaron con ellos pues grafiteros gamberros les habían estropeado sus respectivas fachadas. «Nosotros llevamos realizando murales en negocios desde que estudiábamos la carrera. Y en este caso, hacerlo con un restaurante fue todo un reto». Bistronómika fue el primero en subirse al carro y luce en su persiana un virrey, «un pescado que se identifica mucho con la cocina de Carlos del Portillo y, además, sus colores encajaban muy bien con los tonos de la fachada».

Candeli amaneció un día con una pintada sin ningún interés artístico y fue así como Alberto Rivera y Francisco Rivera, los hermanos sumilleres propietarios del restaurante, decidieron seguir los pasos de Bistronómika decantándose también por un pescado, el japonés pez koi. «Este pescado viene de China aunque es tradición reproducirlo en Japón, de hecho es uno de los tatuajes más reproducidos en el país nipón. Tienen una leyenda muy curiosa: los peces que consiguen nadar río arriba, llegando a la cascada y lograr subirla, se convierten en dragones en recompensa a su esfuerzo. Esta leyenda gustó mucho por su significado a Alberto y a Paco, y cuentan que los negocios que reproducen el pez koi son negocios de gran fortuna».


Una de las cosas más interesantes de poner un graffiti en la fachada o en el cierre es que «se suelen respetar, sobre todo si son de calidad. Como comentaba antes, llevamos tiempo realizando murales y hasta la fecha, todos los que hemos pintado están intactos», concluye Velarde.

Sobre Bistronómika (C/Santa María, 39)
Este pequeño bistró situado en el Barrio de las Letras de Madrid es conocido entre gastrónomos por su fabulosa oferta en pescados, sin igual en otro espacio de la capital. Su chef y propietario, Carlos del Portillo, estudió en la Escuela de Hostelería de la Casa de Campo compartiendo aula y correrías estudiantiles con renombrados chefs como Alberto Chicote o Paco Roncero.  Curtido en cocinas madrileñas míticas como el hotel Ritz, el Casino de Madrid o Príncipe y Serrano, Del Portillo domina las distintas técnicas culinarias logrando conectar con sus creaciones con todo
tipo de público. Con Bistronómika cumple un sueño: tener su propio espacio y elaborar la cocina en la que cree.

Sobre Candeli (C/ Ponzano, 47)

Sus dos propietarios, Alberto y Francisco Rivera, vienen de familia de hosteleros. Ambos son sumilleres y están a cargo de la sala. En su restaurante apuestan por el mejor producto elaborado con técnicas sencillas y tradicionales (disponen de parrilla de brasa al estilo vasco) y con algunos platos elaborados en sala frente al cliente (como los tartares o el desespinado de pescados), por tener una bodega bien nutrida y con precios muy contenidos (precio tienda + descorche).

Mamá Chicó o cómo juntar la cocina gallega,italiana y argentina

La madrileña calle Recoletos no hay ninguna duda de que se ha convertido en un hervidero gastronómico. Seguro que hay pocas calles en Madrid donde en un recorrido tan corto se den cita tantas y tan diferentes propuestas gatronómicas. Desde lugares más clásicos como El Barril o La Vaca y la Huerta a opciones mexicanas (Mestizo) , thailandesas (Thai Gardens) o japonesas (Banzai o el recién abierto Sky sushi). Lo único que faltaba como colofón era un restaurante donde se mezclan ingredientes gallegos, argentinos e italianos. Pues bien , ha llegado Mamá Chicó y ha cerrado el círculo.


La historia de Mamá Chicó se maceró a fuego lento, como se macera la pasta, el pan y la pizza en su obrador artesanal de La Coruña. Una historia que cuenta con 30 años de tradición familiar y comenzó en una pequeña panadería coruñesa regentada por Héctor Presumido, un experto panadero argentino, que tras años dedicados a transformar la harina en auténticas maravillas gastronómicas, decidió, junto su hijo Martín, crear un restaurante donde sus masas tomaran forma de finas pizzas con ingredientes gourmets y pastas frescas artesanas.



Martín Presumido, dio forma a esta idea y la llamó Mamá Chicó en honor a la matriarca de la familia. Una idea que nació con la pretensión de conjugar recetas italianas, argentinas y gallegas donde se entremezclan los ingredientes de forma tan magistral, que destacan todos los sabores de cada plato. 


En su propuesta ocupan un lugar reseñable las diferentes pizzas de masa extrafina y con ingredientes de alta calidad. En nuestra reciente visita tuvimos ocasión de probar una original pizza de cecina con salmorejo verdaderamente convincente. Sus pastas son traídas directamente desde el obrador de Galicia donde se elaboran de forma artesana. 

Los entrantes de Mamá Chicó, son los platos que mejor recogen la esencia de las tres cocinas que convergen en sus fogones. Prueba de ello son la burrata con helado de pesto verde y polvo de aceituna negra, las zamburiñas gallegas a la plancha con patatas crujientes, huevos rotos y trufa o el pulpo de las Rías Baixas a la parrilla con puré de patata trufado.


Por último señalar que Mamá Chicó dispone de un obrador en el que la repostera Ana Cruelles elabora cada día  sus postres y panes caseros. No cabe duda de que Mamá Chicó se está abriendo su hueco en la calle más gastro del foro. 


COVAP VISTE DE GALA A SU MARCA PREMIUM ALTA EXPRESIÓN DE LOS PEDROCHES

La Cooperativa Ganadera del Valle de Los Pedroches lanza al mercado una imagen totalmente renovada para su marca de ibéricos premium Alta Expresión de los Pedroches COVAP Denominación de Origen. Una marca bajo la que comercializa jamones y paletas de bellota 100% ibéricos. Se trata de una iniciativa con la que la compañía pretende transmitir y garantizar al consumidor que todos los productos con el sello Alta Expresión proceden de cerdos de raza 100% ibérica criados en libertad en las dehesas de Los Pedroches y alimentados exclusivamente de bellota e hierbas naturales. Así, la elegancia del negro y el oro, los nuevos colores que lucirán sus piezas será desde ahora sinónimo de Calidad de Bellota 100% Ibérico, la máxima categoría que establece la norma del ibérico aprobada en 2014 por el Consejo de Ministros.


Los jamones y paletas de Bellota 100% Ibéricos Alta Expresión de Los Pedroches están certificados por la Denominación de Origen Los Pedroches, una de las cuatro únicas Denominaciones de Origen Protegidas de Ibérico que existen en España, símbolo y garantía de su calidad y exclusividad que protege el nombre de este territorio único, ubicado en el norte de Córdoba y que cuenta con la mayor extensión de dehesa del mundo, imprimiendo su sabor y personalidad inconfundible a un número limitado de piezas seleccionadas.


En COVAP son ante todo ganaderos y cuentan con su propia cabaña de cerdos de raza 100% ibérica inscrita en el árbol genealógico. El cuidado desde el origen de esta estirpe de animales única, confiere el carácter, sabor y la textura perfecta a cada pieza que reposan en sus bodegas naturales durante más de 48 meses.


Así, la garantía de total trazabilidad desde el origen, unido a muchos años de experiencia en el sector agroalimentario, una materia prima de excepción y un entorno natural único, ha hecho que la Cooperativa pueda garantizar que todos los jamones y paletas Alta Expresión de Los Pedroches COVAP proceden de cerdos 100% ibéricos criados en libertad y alimentados durante su última fase de engorde de pastos naturales, hierbas aromáticas y bellotas. Un compromiso que a partir de ahora se verá reflejado también en una nueva imagen para todos los productos que lleven la marca Alta Expresión COVAP.

Los jamones y paletas de bellota 100% ibéricos Alta Expresión de Los Pedroches COVAP son una auténtica joya de artesanía. Un placer realmente exclusivo con un número limitado de piezas seleccionadas como resultado de una cuidada elaboración ancestral desde el origen hasta su reposo en bodega. Allí los maestros jamoneros de COVAP ensalzan toda su expresividad con la dedicación que una obra de arte requiere. Controlando cada aroma, el punto exacto de sal (procedente de las salinas de Odiel) y la temperatura óptima de curación hasta crear una pieza única.

Todo este proceso se refleja en un producto final con un sabor único e inigualable que lleva el sello de certificación de la Denominación de Origen Los Pedroches. Además, el Jamón de bellota 100% ibérico Alta Expresión de los Pedroches COVAP cuenta con galardones como el premio al Mejor Jamón de los Pedroches 2016 y el Superior Taste Award 2016 al mejor sabor con tres estrellas.


La Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (COVAP) se fundó en 1959 en Pozoblanco, Córdoba. A lo largo de su historia, la cooperativa andaluza ha conformado un nuevo concepto agroalimentario que va más allá de la agricultura y ganadería tradicional, contribuyendo al desarrollo económico y social de sus tierras y de su entorno.

Aire, un proyecto que va mucho más allá de un restaurante

Conocí Aire en una comida privada hace algo más de un año. Un restaurante que quería ser el primero de una serie de restaurantes que dieran forma a un ambicioso e interesante proyecto. La verdad es que comí bien pero me faltó ver en su propuesta algo "que enganchase al proyecto" más allá de dedicar la práctica totalidad de su carta a platos en torno a aves y volatería provenientes de granjas sostenibles, lo cual ye es algo a tener muy en cuenta. Conocí poco después en otra comida privada un restaurante que me apasionó. Se llamaba Alma y lamentablemente -como pasan las cosas que no tienen mucho sentido, Sabina dixit- cerró sus puertas semanas después de aquella visita. Su cocinero Gonzalo Hierro fue uno de esos descubrimientos que uno de vez en cuando cree hacer y vi en él un potencial , una madurez y una lógica en todo su proyecto digna de admiración. Desde hace unas semanas Gonzalo Hierro y el grupo gastronómico al que pertenece Aire caminan de la mano.


Aire, como os contaba, es el primero de una serie de restaurantes que en su día recopilarán los cuatro elementos, aire, fuego, tierra y agua. Actualmente están en funcionamiento Aire y Fuego y Tierra está en proyecto. El fichaje de Gonzalo Hierro va a ser sin ninguna duda decisivo en el proyecto y va a ser capital por dos cosas; la primera porque Gon Hierro es un cocinero de los pies a la cabeza. No es que cocine sorprendentemente bien -que desde luego lo hace- sino que su cocina tiene detrás un trasfondo de estudio, lógica y sentido común que hace que sus proyectos resulten siempre diferentes, únicos y tan apasionantes como apasionado es el propio cocinero. La segunda razón es porque casualmente el proyecto concebido por Erika Feldmann e Ignacio González Haba denominado  "Los Cuatro Elementos" es básicamente el proyecto que Gon tenía en su cabeza y en sus escritos hace muchos meses y que además me había contado detalladamente. Esa lógica vinculación de la cocina a la estacionalidad, a lo diferentes hábitats, al producto que en cada momento es el idóneo, entronca perfectamente con esa clasificación de los restaurantes en torno a los 4 elementos adivinándose una simbiosis sorprendente entre ambos planteamientos.


Centrándonos en la nueva etapa de Aire, Gon Hierro en sus apenas dos meses trabajando en el grupo ha conseguido dar forma a un proyecto que promete infinitas novedades. Comenzamos con sus chacinas aéreas (jamón de faisana, cecina de avestruz, lomo de gallo y sobrasada de paloma) y el comienzo no puede ser más sugerente. A lo largo del extenso menú que Gonzalo nos prepara vamos apreciando esos destellos de genialidad que hacen de Hierro un cocinero con una proyección fuera de lo habitual.



 Aunque Gonzalo Hierro será chef ejecutivo de los cuatro restaurantes, el buen hacer en Aire queda asegurado con la incorporación como jefe de cocina de Mario Scheffer, un joven cocinero con un currículum de vértigo.

Espectacular el ceviche de oca, maravilloso el tartar de pato de Gers con helado de mostaza, impecable la croqueta de aves nobles con pepitoria de curry e irreprochable una espectacular perdiz de Las Landas cocinada al momento en escabeche a modo de shabu shabu japonés. Concluimos con un plato redondo, "el pato salvaje por el mundo" en el que se recorre la diferente preparación del pato en diferentes países con guiños a la cocina india (pato Tandoori y samosa de pato), a la cocina asiática (ku-bak de pato laqueado) para terminar -como no podía ser de otra forma- en Francia con un delicadísimo cassoulet de pato. 


Es fácil constatar toda la técnica y estudio que hay detrás de cada uno de los platos pero los que conocemos a Gonzalo Hierro no nos esperábamos nada diferente. No tengo dudas de que si ese equipo formado por el matrimonio Erika Feldamann e Ignacio González Haba y el cocinero Gonzalo Hierro perdura en el tiempo los éxitos van a sucederse para ambas partes. Erika e Ignacio suministran el mejor producto posible; Gonzalo lo transforma con maestría. El proyecto Los Cuatro Elementos con la incorporación de Hierro lo tiene todo para abrirse hueco en la mejor gastronomía madrileña; solo es cuestión de tiempo, ya lo verán.



LO MÁS POPULAR

LO MÁS POPULAR

INSTAGRAM